¿Qué es la pretasación?

La pretasación es un procedimiento muy utilizado por personas que desean vender bienes de la naturaleza que sea, pero que aún no se han decidido a tasarlos. Como su nombre lo indica, suele realizarse antes de la tasación, ofreciendo ciertos beneficios que, a su vez, incluyen sus defectos.

En la actualidad, la pretasación se emplea en la compra y venta, asuntos administrativos o judiciales. Sin embargo, puede utilizarse en otro tipo de asuntos, pese a que no sea precisamente la opción más recomendada. Si aún no sabes cuáles son sus implicaciones, presta atención que te lo explicaremos de manera sencilla.

¿En qué consiste la pretasación?

La pretasación puede definirse como un proceso que permite conocer el valor aproximado de un bien inmueble, aunque el precio obtenido no sea real, ni tenga validez en términos legales.

Es básicamente el cálculo de un bien considerando su antigüedad, características, inversión, entre otros. En este sentido, mantiene relación con la valoración, la cual consiste en dar el valor a un bien desde una perspectiva propia.

El valor obtenido en la pretasación sirve para guiar al comprador o al vendedor sobre cuánto aproximadamente es el valor del bien. Para el primero constituye una forma de conocer cuánto podrá obtener; para el segundo, el precio que pagará.

De cualquier manera, la pretasación es meramente orientativa. Es decir, no cuenta con validez oficial. Además, no es un requisito para comprar o vender un bien, sino que quienes optan por ella solamente desean tener un estimado del coste.

Diferencias con la tasación

Si la pretasación es un procedimiento que carece de validez, entonces su respuesta es la tasación. En esta se obtiene un valor mucho más real del inmueble. Es realizada por un tasador, el cual es un profesional preparado para el cálculo de numerosos bienes.

Por su parte, la pretasación se hace de manera personal analizando el bien y la documentación previamente a veces puede servir de guía ante posibles futuros procedimientos judiciales , aunque en la actualidad existen empresas que realizan tal procedimiento de manera online y muy bajo coste o gratuita, pese a que sus resultados pueden estar completamente alejados del real.

De hecho, al ser un cálculo online, ningún profesional acude hacia el bien o tiene contacto con él, por lo que la valoración que puede darle es de carácter intuitivo y poco convincente.

¿Cuál es el procedimiento para realizar una pretasación?

Como se señaló, existen muchas plataformas digitales que aseguran realizar una pretasación rápida y sencilla, la cual ocurre a través del sitio web.

Para crear un cálculo del valor del bien, estos sitios solicitan información que les permita tener características del mismo. Si se trata de una vivienda, por ejemplo, solicitan la ubicación geográfica, el número de habitaciones, la antigüedad, el código postal, etc.

Con estos datos realizan un cotejo en los mercados actuales para así dar el valor que el cliente necesita. Puede ser buena para tener una orientación de los precios que se podrían pagar por un bien en la actualidad.

No obstante, es importante recordar que son muchos más los factores que intervienen en el valor de un bien. No solo basta el precio aproximado en el mercado, sino que es necesaria la presencia de un tasador para verificar cada dato.