C&P

A su servicio en toda España
C&P
A su servicio en toda España
C&P
adminstrador concursal

El administrador concursal es la persona que se nombra en un procedimiento concursal con la finalidad de lograr su correcto desenvolvimiento.

El procedimiento concursal ocurre cuando bajo la supervisión de un Juez y una administración concursal se busca resolver una obligación de pago.

Este procedimiento comienza cuando no se puede cumplir con el pago de deudas. Esa es la causa o motivo por el que se establecería que los pagos se suspendan y se declare la quiebra o la suspensión de pagos.

La obediencia, respeto y acatamiento de los compromisos y responsabilidades adquiridas, se pueden obtener a través de un convenio o mediante una liquidación forzosa de los activos del deudor. En el caso hipotético que el deudor no cuente con la suficiente solvencia o liquidez,  se le declara en quiebra durante el proceso.

La ley que rige la materia concursal es el Real Decreto Legislativo 1/2020 que mencionamos anteriormente. Esta ley entró en vigencia el 1° de septiembre de 2020. Es una ley que contempla más conceptos legislativos europeos que los españoles propiamente dichos.

La ley incluye preceptos sobre la exoneración de deudas, y mejora de los procedimientos de insolvencia y exoneración.

En definitiva, el administrador concursal es una figura importante en el procedimiento del Concurso de Acreedores.

Nuestros Administradores Concursales prestan un servicio de calidad, logrando la parcialidad del concurso y satisfaciendo los intereses de las partes.

Administrador concursal

administrador_concursalEl administrador concursal es nombrado por el Juez quien es el encargado de llevar a cabo el proceso.

El administrador concursal suele ser un profesional del derecho o un economista. Debe tener una amplia experiencia en el área de los concursos de acreedores. Esta experiencia debe ser demostrable frente a los juzgados.

Puede existir cierta confusión para las partes en el proceso. Las partes suelen considerar que el administrador concursal está parcializado con alguna de las partes. Sin embargo, la finalidad de esta figura es totalmente distinta.

Ambas partes, tanto el acreedor como el deudor, cuentan con sus abogados que defenderán sus derechos. Por su parte, el Administrador Concursal tendrá como objetivo garantizar que el proceso sea lo más justo e imparcial posible.

La declaración de las deudas que realice el administrador concursal son las deudas involucradas en el proceso.

Las deudas que hayan sido reconocidas se clasificarán, como indica la ley en privilegiados. 

¿Qué hace un administrador concursal?

El administrador concursal  en cumplimiento de la ley tomará el control de la empresa sometida al proceso concursal. Debe analizar la situación, entender las características propias de esa empresa. También debe entender las causas que la llevaron a esa situación. También debe informarse de en cuál momento se encuentra el proceso.

La figura del administrador concursal tiene la finalidad salvar la empresa y para ello es necesario que tome las acciones de forma oportuna. Su actuación debe ser desde una posición imparcial y constructiva.

Perfil multidisciplinario

El  administrador concursal debe contar con un perfil multidisciplinario dentro del ámbito mercantil. Esto es conveniente porque tiene que tratar con asuntos de una temática plural. Se trata de una figura que aborda temas relacionados pero diversos. Adicionalmente, debe tener pericia en comunicar ideas y alegatos.  Además de proceder con soltura, analizando y redactando documentos.

Dependiendo de las características del caso, son muchas las actividades que debe desarrollar. Evaluar, analizar comprobar y decidir; enmarcan de forma general sus funciones.

El administrador concursal debe poseer inteligencia emocional. De sus decisiones y acciones dependerá el futuro de la empresa.

¿Quién puede ser nombrado administrador concursal?

Ley 38/2011 establece en su artículo 27 las condiciones que se requieren para ser un administrador concursal. Ellos son.

“…2° Ser economista, titulado mercantil o auditor de cuentas con cinco años de experiencia profesional, con especialización demostrable en el ámbito concursal” 

Es decir, debe contar con titularidad y además haber ejercido mínimo un periodo de cinco años.

quién puede ser administrador concursal Como dato interesante, una persona jurídica también puede ser administrador concursal. Para ello, debe estar integrada por un economista con título mercantil y un abogado en pleno ejercicio.

Si se nombra a una persona jurídica y ésta acepta, debe indicar los datos de la persona natural que la representará en el procedimiento. De igual forma, si el cargo recae sobre una persona natural, ésta debe comunicar de la misma manera si pertenece a alguna persona jurídica. Esto se explica para evitar casos de incompatibilidades.

Adicional a esto, existe un condicional importante. No se podrá nombrar a un administrador concursal que haya ejercido en el mismo juzgado como administrador, por lo menos tres veces en dos años.

Por otro lado, en el artículo 27 de la mencionada ley, en su tercer apartado, establece que existirá una lista integral en los juzgados. Esta lista incluirá a todos los profesionales y  personas jurídicas que se hayan manifestado para desempeñar esta labor.

Nuestros Administradores concursales cuentan con una vasta experiencia y con la debida colegiatura. Cuentan con los años de experiencia exigidos por ley. Además  en su historial resalta su gran efectividad en la resolución del concurso en buenos términos.

Nombramiento y aceptación de la Administración concursal

El nombramiento de un administrador concursal lo realiza el juzgado. Para ello, el Juez debe confirmar que cuenta con los conocimientos, habilidades y experiencia necesaria.

Adicionalmente, el Juez verificará que se encuentre inscrito en los colegios oficiales correspondientes. Estos gremios son los encargados de verificar que el profesional cumple con todos los requisitos requeridos por la ley. Se encargan de inscribir las listas correspondientes de los juzgados antes de comenzar cada año.

¿Cuáles son las funciones de los administradores concursales?

Las funciones del administrador concursal suelen ser complejas, de allí las exigencias académicas y experiencia como requisitos para ser nombrados. Esas funciones se encuentran establecidas en el artículo 33 de la ley y son:

“a) De carácter procesal.

b) Propias del deudor o de sus órganos de administración.

c) En materia laboral.

d) Relativas a derechos de los acreedores.

e) Funciones de informe y evaluación.

f) Funciones de realización de valor y liquidación.

g) Funciones de secretaría.”

¿Quién paga los honorarios del administrador concursal?

Los honorarios por las gestiones que realiza el administrador concursal, como auxiliar de la labor del juez, se acreditan contra la masa activa del concurso. Su labor, por tanto, se retribuye con cargo a los bienes y derechos que forman parte del patrimonio del deudor.

A los efectos concursales ese patrimonio se encuentra, además, temporalmente limitado. Es decir, la masa se perfecciona desde el momento en que se declara el concurso, hasta la culminación de dicho proceso.

honorarios administrador concursal Por esta razón, la cantidad total del cual se deducen los referidos honorarios puede variar por causa de ingresos y egresos durante ese lapso.

Honorarios administrador concursal arancel

En otras palabras, los honorarios del administrador concursal son calculados por medio de aranceles. Los honorarios fundamentalmente se basarán en función de la cantidad de dinero objeto del concurso.  Es decir,  mientras más sea la cantidad de dinero involucrado en el concurso, más cobrará el administrador concursal.

Algunos de los aspectos concretos sobre los honorarios son:

  1. La ley concursal establece que estos honorarios deben mantener ciertas directrices previas. Por lo que no podrá añadir otro honorario adicional fuera del concurso.
  2. Existe un límite de cobro de aranceles, y es del 4% sobre el patrimonio del deudor. Esto comprenderá los ingresos y bienes que forman parte de su patrimonio al momento de efectuar el concurso.
  3. Como garantía, se le debe pagar al administrador concursal unos honorarios mínimos. Esto como salvaguarda en el caso de que el concurso concluya y no exista patrimonio para satisfacer las deudas objeto del concurso.
  4. Cabe destacar que los aranceles del administrador concursal pueden verse reducidos si el Juez determina que incumplió con sus funciones.

El establecimiento de honorarios profesionales puede ser explicado con un ejemplo:

Primero debes saber que el proceso concursal consta de dos fases:

  • La fase común, en la que el administrador concursal remite el informe con el estado actual de la persona deudora.

En esta fase el profesional cobra una cantidad porcentual sobre la cantidad definida de los activos y patrimonio, e incluso los pasivos del deudor. Este porcentaje lo puedes encontrar en el anexo del Real Decreto 1860/2004.

  • La fase sucesiva. Se procede a liquidar el patrimonio del deudor. Luego es que se procede a dictaminar el concurso como fortuito o culpable.

En este caso, el profesional cobra un porcentaje mensual por honorarios, que se valora en un 10%, esto durante los primeros 6 meses. Si este tiempo se excediera, el porcentaje se reduce a un 5%.

Esto puede variar de acuerdo a las singularidades de cada procedimiento concursal.

¿Cuánto tarda en llegar un administrador concursal?

cuánto tarda en llegar un administrador concursalEl RD Legislativo 1/2020 del 5 de mayo, establece lo relativo al nombramiento del administrador concursal. La escogencia, hecha por el juez de la causa, debe comunicarse lo más rápidamente posible y por cualquier medio a la persona designada. Ésta, a su vez, debe comparecer ante el juzgado respectivo dentro de los 5 días siguientes a dicha comunicación. Todo ello de acuerdo al artículo 66.

En su comparecencia, la persona designada debe manifestar si acepta o rechaza el encargo de administrador concursal. Asimismo, deberá demostrar que cumple con el resto de los requisitos exigidos por la Ley para el ejercicio de sus responsabilidades dentro del proceso concursal.

Un nuevo procedimiento será iniciado por el juez siguiendo estos mismos pasos, en caso de incomparecencia, rechazo del encargo o falta de los requisitos exigidos.

En definitiva, el proceso concursal es bastante complejo. No es suficiente tener un grado académico para actuar como administrador concursal, es fundamental contar con un alto grado de experticia.

Además de las cookies que son necesarias para operar nuestro sitio web, también utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación, brindar un mejor servicio, integrarse con las redes sociales y proporcionarle anuncios personalizados. Para aceptar el uso de cookies y continuar en el sitio, haga clic en \\\\\\\\\\\\\\\"Aceptar y continuar\\\\\\\\\\\\\\\". Para obtener más información acerca de nuestro uso de cookies y optar por no participar de cookies en cualquier momento, consulte nuestra Política de Cookies.    Ver
Privacidad