Administrador Judicial

¿Que es un Administrador Judicial?

La figura del administrador judicial es de suma importancia en el ordenamiento jurídico Español, es considerado de gran eficacia en el aseguramiento del resultado de los procesos judiciales.

El administrador actúa bajo mandato judicial y su función es la de administrar determinados bienes o derechos ajenos o ejercer la función de asistencia o vigilancia en la gestión de tales bienes.

Es un profesional con titulación superior y con habilidad reconocida para la gestión de patrimonios.

La administración judicial sirve a más amplios objetivos ya que puede tener aplicación en todas las jurisdicciones (civil, social, contencioso administrativo, penal).

Existen dos clases de administración:

  • Administración para el pago : Medio de garantía mediante el control y protección del patrimonio alternativo a la ejecución, que puede resultar mas económico, en el que se procede directamente a la liquidación del crédito del acreedor. (Arts. 676-680 LEC)
  • Medida judicial de garantía de embargo : Se ejercen funciones de asistencia y vigilancia de la gestión para preservar la productividad de los bienes y derechos. (Arts. 630-633 LEC)

¿Cuando es necesario un administrador judicial?

El administrador judicial es un auxiliar del juez, ya que aunque la designación corresponde al acreedor, el nombramiento lo efectúa el juez, de modo que no es un representante del acreedor sino un agente (mandatario) del juez que lo ha nombrado, y por tanto está sujeto a sus órdenes e instrucciones.

No obstante el administrador judicial tratara de situar una posición más próxima al acreedor que lo ha designado, ya que su trabajo esta orientado al cobro de la deuda a través de la ejecución de los bienes y derechos del deudor.

El objeto de la Administración Judicial es amplio siendo, principalmente, los siguientes:

  •  Bienes inmuebles.
  •  Dinero metálico
  •  Efectos públicos y valores admitidos a negociación en un mercado secundario oficial.
  •  Créditos realizables en el acto y créditos no realizables en el acto.
  •  Bienes muebles o semovientes, incluyendo en ellos alhajas de oro, plata o pedrería, según lo define la Ley Rituaria Civil de    1881.
  •  Sueldos y pensiones, así como frutos y rentas de toda especie.
  •  Establecimientos mercantiles o industriales, que comprenderá las sociedades y sus procedimientos concursales.

Provecho de las tareas del administrador judicial

  • Elaboración del inventario y administración de una herencia.
  • Intervenir en la posición del deudor en el ejercicio de sus facultades patrimoniales, llegando a sustituirlo en el caso de que haya sido suspendido en el ejercicio de estas.
  • Comunicación de los informes redactados sobre la evolución de la tarea encomendada.
  • Asistencia a las partes para fijar los compromisos de pago o concesiones solicitadas.
  • Rendir cuentas con cierta frecuencia de el mandato encomendado ademas de al final de su encargo.
  • Acceso a herramientas de arbitraje a través de las asociaciones profesionales a las que pertenecen.
  • Información sobre ayudas y subvenciones.

Póngase en contacto con nosotros

Viene de Perito JudicialPerito Judicial