Grupo Kaizen

¿Qué es la Valoración?

La valoración o evaluación, es un proceso común que se requiere en multitud de situaciones, administrativas, judiciales, inversión, etc, por ejemplo el momento que antecede a la compra o venta de un bien. En la actualidad, se trata de un mecanismo que ayuda a ambas partes a contar con el conocimiento aproximado, que les permita acceder, de manera clara y sin problemas, a cualquier propiedad.

En muchos casos, las personas suelen confundir su significado con el de tasación. Si bien ambos procesos son similares, ciertamente tienen elementos que los diferencian.

Si aún no sabes de qué se trata la valoración, a continuación te lo explicaremos de manera detallada.

Definición de valoración

La valoración puede definirse como un proceso que consiste en calcular el valor o precio que puede tener un bien. Es una actividad personal, que generalmente la realiza el propietario, aunque en muchos casos interviene el comprador o personas ajenas a la venta.

Para lograr la valoración de un bien, es necesario tomar en cuenta una serie de factores, los cuales ayudan a establecer un valor real; es decir, permiten acercarse al precio que realmente es acorde en la actualidad, en el mercado al que pertenece.

En este sentido, el primer factor a conocer es, precisamente, el tipo de bien que se quiere valorar. Puede ser un mueble o inmueble, una empresa, un vehículo o embarcación, joyas, piezas u obras de arte, artículos con valor histórico, entre otros.

En el caso de que se trate de un bien inmueble, es necesario considerar el estado del mismo. Esto quiere decir, cuál es su nivel de deterioro o uso, su calidad, los materiales empleados en su construcción, cuántos años posee tras su elaboración, etc. 

Por último, es importante tener en cuenta el valor de bienes similares que existen en el mercado. Es decir, si se trata de una vivienda, además de evaluar sus características físicas, su estado y el nivel de inversión que posee, también es importante conocer cuál es el valor de otras viviendas similares que se hayan vendido o estén en venta y aplicar los coeficientes correctores correspondientes.

¿Valoración o tasación?

Son muchos los casos en los que estos procesos pueden llegar a compartir similitudes. Para empezar, está el factor de que tanto la valoración como la tasación se encargan de establecer u otorgar un valor a un bien cualquiera, con el fin de prepararlo para la venta, compra, o cualquiera que sea el destino elegido por el propietario.

No obstante, si bien es cierto que su fin es el mismo, los métodos para alcanzarlo pueden ser o no diferentes. Hay que remarcar que en muchas ocasiones la valoración o la tasación se realizan con los mismos métodos y técnicas tan solo cambia la manera de llamarlo según quien lo nombre.

En contraste con la valoración, la tasación es un proceso que está regido por una serie de normas y legislaciones que deben cumplirse. Para ello se establecen parámetros, como la presencia de profesionales capacitados que, con el empleo de sus conocimientos basados en la normativa vigente, puedan realizar el cálculo del valor de un bien, de manera precisa. Esto sumado a un carácter objetivo que debe imperar en todo momento.

Por otra parte, las valoraciónes pueden no precisar de la regulación que pueda gestionar el proceso de estimación del valor de un bien. De hecho, en algunos casos puede ser un proceso mas informal aunque no necesariamente, en el cual es dependiente de las necesidades y conocimientos de quienes intervienen en el proceso.

Diferencias en las valoraciones

Dejando de lado la valoración de bienes inmuebles, cuyas características fueron expuestas anteriormente, otros bienes que serán sometidos a valoración tienen sus propias particularidades. Veamos:

Valoraciónde bienes muebles

Es una de las más comunes, sobre todo cuando se realiza un reparto de herencia, o se está en proceso de mudanza y se desconoce cuál es el precio que se debe aplicar a un bien mueble.

Para ello se suelen tomar en cuenta aspectos como el valor actual en el mercado. Es decir, su precio en el mercado. Si es posible conocer el valor del bien pese a su uso, aunque el valor a nuevo también sirve como referencia, en otros casos se le aplican unas tablas de depreciación.

También se puede requerir el valor contable y el valor de restos.

Valoración de vehículos

Cuando el proceso de compra o venta de un vehículo no es tan riguroso, precisa de una tasación, entonces es posible establecer un precio basado en la valoración del mismo. Esto es, siguiendo ciertas directrices básicas.

Para ello se puede considerar el valor del coche en el mercado, así como la inversión realizada en partes como el motor, neumáticos, carrocería, entre otros.

Valoración de joyas y obras de arte

Al tratarse de bienes que por lo general tienen un valor sentimental para sus propietarios, las joyas o ciertas obras de arte suelen valorarse de manera mas “informal”. Pese a ello, también existe su tasación.

En estos casos, se investiga, de manera somera, su precio real, pese a que en muchos casos impera el aspecto sentimental.

La imprecisión de la valoración

Debido a que puede ser proceso a veces mas intuitivo, la valoración por sí misma puede arrojar valores imprecisos, aunque no necesariamente.

Para conocer de manera precisa el valor de un bien lo recomendable es optar por la tasación segura. Esta, claro está, debe ser realizada por profesionales que se ajusten a la normativa actual en cuanto a tasaciones, la cual está respaldada en diferentes ordenanzas.

De esta manera se garantiza la venta o adquisición de un bien por su valor real. Con ello es posible, incluso, realizar la estimación de herencias, las embarcaciones de recreo, vehículos, empresas con sus activos y pasivos, etc.

En Consultoría y Peritaciones Grupo Kaizen estamos especializados en brindar una tasación precisa, con la más alta calidad en base a la normativa oficial, con el conocimiento del mercado y las técnicas o métodos de tasación.

Formamos un equipo de tasadores de primera linea que puede ofrecerle un servicio con el mas alto rigor técnico del mercado ya que ademas de nuestros conocimientos y experiencia participamos constantemente en procesos judiciales donde se requiere hilar muy fino y plasmar los sólidos conocimientos.