C&P

A su servicio en toda España
C&P
A su servicio en toda España
C&P

Que es lucro cesante y como calcular la indemnización para reclamarlo

El lucro cesante, registrado en el artículo 1106 del Código Civil, se refiere a la ganancia que ha dejado de percibir un individuo debido a un acto ilícito o al incumplimiento de un contrato. Como consecuencia nace el derecho a exigir una indemnización consistente del capital cesante (pérdida de beneficio) por los daños originados. 

El citado artículo, registra una prestación resarcitoria no solo por la ganancia no obtenida a futuro, sino también por la pérdida sufrida en el momento de ocurrir el suceso causante de la pérdida. 

Estos daños y perjuicios deben ser probados, lo que resulta más complicado que la comprobación del daño emergente, que es efectivo y real. En cambio, el lucro cesante se basa en el futuro, y su cuantificación se hace  partiendo de lo que se esperaba percibir. 

La justificación también debe dejar clara la relación que existe entre el incumplimiento del acuerdo contractual o el hecho ilícito, y el dejar de recibir dividendos. Esto deben contemplarse como concretos, ciertos y comprobables, bajo parámetros reales. 

Definición o significado de lucro cesante

Se puede afirmar que el lucro cesante es el dinero que deja de recibir una persona como consecuencia de un daño o perjuicio recibido por una acción al margen de la ley. El lucro cesante es en todo momento una forma de daño patrimonial.

La persona perjudicada debe aportar las pruebas a las autoridades sobre el acto ilícito por el que acabó siendo afectado. Esta debe comprobar la cantidad de dinero que debió haber obtenido de no haber ocurrido el ilícito o inconveniente. Con ayuda de Consultoría & Peritaciones (C&P) se pueden realizar los peritajes correspondientes para poder solicitar el lucro cesante. 

Ejemplo de lucro cesante

Uno de los ejemplos más comunes de lucro cesante es el de un comerciante que recibe por parte de sus proveedores productos en mal estado. Este comerciante hizo el pago a sus distribuidores para poder vender dicha mercancía, pero se ve incapacitado de venderla porque no están en buenas condiciones.

En este caso, el comerciante está en la capacidad de reclamar el lucro cesante a la distribuidora de esos productos. El lucro cesante viene representado por las ganancias que dejó de recibir por no realizar las ventas por responsabilidad de la distribuidora.

Otro ejemplo muy común sería en el caso de un accidente del tráfico. La víctima pierde una extremidad y a partir de ese momento no puede trabajar en su actividad profesional. Se comprueba que el causante del accidente lo generó por impericia, la víctima puede solicitar el pago del lucro cesante. En este caso, corresponde a todo ese lucro que la víctima ya no podría recibir por la incapacidad sufrida a raíz del accidente.

Marco legal del lucro cesante

lucro cesanteDos tipos de imputación civil se desprenden del Derecho, la contractual y la extracontractual. Cuando una de las figuras que integran un contrato comete morosidad, dolo o negligencia, quebranta sus obligaciones, como lo resume el artículo 1101 del Código Civil y es considerada contractual.

Cuando la conducta o el comportamiento humano se hace presente, generando un daño por negligencia o culpa, aunque no exista un nexo contractual, se denomina imputación extracontractual. Esto se encuentra reseñado en el apartado 1902 del código. Esto también recibe el nombre de ilícito civil.

En ambos casos, el causante del suceso debe dejar indemne al afectado, ya sea cumpliendo lo acordado en el contrato, o subsanando, reparando o corrigiendo el daño causado, en el caso de no existir convenio legal. 

No obstante, cuando es determinada la culpa extracontractual la obligación del autor recae sobre el hecho de que no debe, bajo ninguna circunstancia, causar daño a otra persona.

Por su parte, y según el mencionado artículo 1106 del Código Civil, el resarcimiento de los daños y perjuicios debe abarcar el valor de la pérdida experimentada, y el de la ganancia que se ha dejado de obtener por el acreedor en tiempos futuros. 

Es en este apartado que surgen dos conceptos, el de daño emergente, como el daño real y evidente. Y, el lucro cesante, como derecho a la indemnización después de una frustración evidente y un hecho que la desencadenó, comprobándose entre ellos una relación de causalidad.

El lucro cesante en el código civil

El Código Civil de España en su artículo 1106 reconoce lo siguiente:

La indemnización de daños y perjuicios comprende, no sólo el valor de la pérdida que hayan sufrido, sino también el de la ganancia que haya dejado de obtener el acreedor, salvas las disposiciones contenidas en los artículos siguientes.”

¿Qué dice la jurisprudencia del lucro cesante?

La jurisprudencia especifica que, para que se pueda conceder la indemnización por lucro cesante es necesario cumplir con ciertos puntos.

  • En primer lugar, hay que comprobar que exista el perjuicio por el cual la persona demanda dicha indemnización. 
  • Luego, se debe esclarecer el nexo entre el daño causado y las ganancias que se dejaron de percibir. 
  • Y, por último, que se pueda determinar la cifra de la indemnización de la forma más precisa posible. 

¿Cómo reclamar el lucro cesante?

La vía natural es mediante una demanda civil de daños y perjuicios. En todo caso y de conformidad al  217.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, el interesado debe 

”probar la certeza de los hechos de los que ordinariamente se desprenda, según las normas jurídicas a ellos aplicables, el efecto jurídico correspondiente a las pretensiones de la demanda y de la reconvención”.

El mismo código resalta que los actos de mala fe para obtener un lucro cesante pueden generar consecuencias legales en contra del demandante.

Probar el montante del daño del lucro cesante

Resulta ser lo más difícil de comprobar, pero si se cuenta con una contabilidad eficaz y actualizada, podría ser menos engorroso el cálculo. 

El montante del daño no estará sujeto a las interpretaciones de los involucrados, aunque si se tomarán en cuenta, tanto a nivel civil como judicial; será por la transparencia en el planteamiento de los hechos de forma realista, concreta y la objetividad en los estándares. 

Los tribunales de instancia serán los encargados de establecer finalmente la cuantía dineraria de la indemnización del lucro cesante.

¿Cómo comprobar el lucro cesante?lucro cesante

Para el proceso probatorio se deben considerar los siguientes aspectos: 

Probar si existe el lucro cesante:

El contratante se debe valer de presunciones, cálculos apegados a la objetividad y probabilidades enmarcadas en la sensatez, para determinar cómo habrían sucedido los hechos de no haberse presentado el daño. Esto sin dejar de lado la evidencia del vínculo con el tercero acusado. 

Asimismo, debe quedar demostrado que existe un vínculo proporcional entre el no cumplir con el contrato o el haber incurrido en un ilícito, y el no recibir más ingresos por este concepto. 

Los beneficios hipotéticos, imaginarios, y con bases subjetivas serán descartados de plano, debido a la rigurosidad del tema y el criterio restrictivo que se maneja en torno al mismo. Debe de estar bien argumentado con base sólida.

Estas consideraciones se han tomado en cuenta como medida para evitar los enriquecimientos injustos. En ese sentido, la certificación denominada “in genere”, que formulan los gremios o asociaciones, sirven solo como una referencia. 

Para probar el daño causado se cuenta también con la jurisprudencia obtenida por evaluaciones prospectivas, o juicios de probabilidad. Esto es regulado con los principios de la experiencia entre las personas vinculadas a diferentes disciplinas, como en el ámbito financiero, económico, contable, entre otros, según el valor que le otorguen al suceso. 

El objetivo siempre será demostrar la necesidad de reponer al contratante lo que ha dejado de devengar, con pruebas ciertas y fehacientes, por haberse producido el suceso culpable del daño. 

Probar si existe acción u omisión: 

A este respecto, se esclarecerán todos los elementos del hecho que produjo el daño, para determinar si el lucro cesante fue el resultado de una acción o una omisión que de forma negligente o culposa es atribuible al incumplidor del contrato u otra persona. 

La negligencia podrá pasar de consciente o inconsciente. En la primera, debe demostrarse que aunque el incumplidor del contrato conocía la realidad, no esperaba que las consecuencias fueran las ocurridas. 

En la segunda, el acusado desconoce que su actuar conllevará a una falta legal. Sin embargo, según lo recogido en el Código Civil, específicamente en el artículo 1902, se sancionará el actuar desajustado a lo que se espera del individuo, no su desconocimiento de las leyes. 

Tanto el nivel lógico como psicológico del acusado se toma en cuenta, debido a que lo ocurrido depende en gran medida de su actuación, su proceder ante lo sucedido, de prever lo que aconteció y de lo que se esperaba que hiciera, según su juicio y sensatez.

Probar si el daño es causado por esa acción u omisión:

Las evidencias de lo sucedido por acción u omisión culposa y lo solicitado debe quedar de manifiesto. Las leyes contemplan que los daños pueden imputarse a un individuo de forma causal, dejando de manifiesto la voluntad con la que encaró los acontecimientos. 

La causalidad es denominada natural, porque se puede argumentar de forma precisa la conexión entre el acusado, su comportamiento y que haya ocurrido el suceso. De esta manera queda por sentado su culpabilidad y obligación por reparar lo que ocasionó. 

¿Cómo se indemniza el lucro cesante?

lucro sesanteEn primer lugar es necesario que sea declarada con lugar la demanda por lucro cesante. Posteriormente se procede a materializar la indemnización tanto por los daños materiales o patrimoniales como los personales y morales.

En el caso de los daños materiales, la cuantificación resulta mucho más sencilla, ya que estos tienen un coste económico. Por ejemplo, en la indemnización por el daño sobre un vehículo, el responsable sufragará el equivalente a la reparación del vehículo.

La dificultad aparece con la indemnización de los daños no patrimoniales con incidencia en las actividades laborales del perjudicado y su situación económica. Es aquí donde actúan los especialistas que, por medio de estudios y uso de variables, calculan la cifra.

El daño moral en el lucro cesante

Al hablar de daños morales al solicitar el lucro cesante, nos referimos a todos esos daños psicológicos o la afección emocional que conlleva el perjuicio en cuestión. Esto es sumamente complicado de cuantificar a la hora de un litigio.

Los tribunales suelen basarse en los informes periciales y en pruebas médicas que den respaldo al daño moral que pudo recibir una persona en un perjuicio de esta índole. Incluso así, se hace difícil llegar a una conclusión sobre cómo debe realizarse la indemnización.

De hecho, el Código Civil no contempla ninguna regla valorativa sobre los daños morales, enfocándose en las pérdidas materiales y en las ganancias que una persona ha dejado de recibir.

La ley de tráfico es la única que acoge ciertos principios sobre los posibles daños morales que puede sufrir una persona durante un accidente no causado por sí misma. 

En todo caso, contar con el apoyo de expertos harán más factible la procedencia de la reclamación.

¿Quién calcula el lucro cesante?

El cálculo del lucro cesante se calcula con la ayuda de un perito economista que ofrezca este servicio, como los especialistas de Consultoría & Peritaciones (C&P). El resultado de ese cálculo pasará a ser revisada por el juez para su aprobación con base en las justificaciones y pruebas que se presenten para el caso.

¿Cómo calcular el lucro cesante?

lucro cesantePara calcular el lucro cesante es necesario contar con el apoyo de un profesional, como puede ser un perito economista. Este se encargará tanto de comprobar la existencia del lucro cesante como de hacer la cuantificación.

Calcular el lucro cesante puede llegar a ser bastante complicado, y cada perito puede tener sus propios criterios para cuantificar los daños. No obstante, existen algunos criterios de valoración que pueden acercar al perito a la cifra a demandar por la indemnización.

Para esto se tomarán en cuenta datos históricos de la facturación de la persona, previos al período en el que se solicita el lucro cesante. Si bien el trabajo del perito debe ser lo más imparcial y realista posible, la opinión de una tercera persona especializada puede ser clave a la hora del análisis de los tribunales.

Al final, será el tribunal, mediante una sentencia, que definirá la cantidad de indemnización en caso de que la solicitud de la persona proceda.

¿Cómo se calcula el lucro cesante en el nuevo baremo?

El nuevo Baremo de Tráfico establece que, para hacer el cálculo del lucro cesante, se deben multiplicar los ingresos netos de la víctima del accidente, la estimación dada por la Ley para tareas del hogar, o la capacidad para obtener beneficios por un coeficiente actuarial.

Este coeficiente toma en cuenta otras variables, como pueden ser la edad de la persona que ha sido perjudicada y los datos de sus familiares directos. El cónyuge de la persona afectada y sus hijos también se ven perjudicados por el cese de actividades laborales. 

¿Cómo calcular el lucro cesante de un negocio?

Al no existir una fórmula precisa para dar con la cifra exacta del lucro cesante, estas se calculan por medio de hipótesis. Es decir, que se usan distintas variables para dar con una aproximación de dicha cifra.

Lo más común es que estos casos se den en negocios. En este caso puntual, es necesario valorar el descuento de flujos de cajas netos que se proyectaban obtener en el futuro.

Para esto se hacen los cálculos no solo del flujo de la caja libre, sino también de la tasa de descuento adecuada y del valor actual de los flujos de caja.

¿Cómo calcular el lucro cesante de un taxi?

Este es otro caso común en los que se puede hacer una reclamación de lucro cesante. La inmensa mayoría de los taxistas en España son independientes, por lo que el estado de su vehículo y su salud son elementales para poder llevar a cabo su trabajo.

Un accidente puede dejar a un taxista incapacitado para generar ingresos, sea por daños al auto, daños a su persona o ambas. En estos casos, si se comprueba que el accidente no fue responsabilidad del taxista y sí de otra persona, el taxista puede solicitar el lucro cesante. El tribunal, previo análisis de las pruebas puede acordarlo.

Para realizar este cálculo es necesario hacer un peritaje para poder dar con la cantidad aproximada que puede reclamar el taxista en caso de sufrir un daño. Consultoría y Peritaciones (C&P) ofrece estos servicios de auditoría en caso de que requieras de apoyo para solicitar tu indemnización.

Para poder justificar el lucro cesante serán usados los documentos adjuntos de contabilidad, certificaciones, documentos, declaraciones fiscales, etc.

También es necesario contar con un perito economista que pueda justificar las cifras ante el juez a la hora de hacer la solicitud. 

Lucro cesante indemnización en accidentes de tráfico

lucro cesanteUn accidente de tráfico le puede ocurrir a prácticamente cualquier persona. Esto puede suceder independientemente de si trabaja directamente con el vehículo o no.

Cualquier persona que se vea perjudicada en su capacidad de percibir ingresos a causa de un accidente de tráfico puede solicitar su lucro cesante. Esto siempre y cuando se cumplan los puntos establecidos por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, en la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor.

¿Cómo se calcula el lucro cesante en seguros y su reclamación?

Muchas aseguradoras ofrecen en sus pólizas el pago del lucro cesante a sus clientes, pero está claro que estas pondrán todas las trabas posibles a la hora de que se les solicite una indemnización.

Al igual que ocurre sin la intervención de una aseguradora, no existe un criterio claro para justificar y cuantificar el lucro cesante. Esto de igual manera se debe resolver en tribunales contando con los puntos establecidos en el contrato entre las partes. 

En todo caso, contar con la asesoría de expertos es fundamental para el éxito de la reclamación. Puede contactarse con nosotros y pondremos a su disposición el mejor equipo para que le asista en su caso.

Tal vez te interese...

Valoración de inmueble herencia, desacuerdo entre herederos
Un perito tasador es el profesional encargado de solucionar los desacuerdos que puedan existir en la valoración de inmueble que conforma una herencia. Para ello, evaluará...
Delitos penales, económico, financiero contra el patrimonio el orden socioeconómico propiedad indust...
Se incurre en delitos penales, económico, financiero mediante el engaño, buscando el beneficio propio de quienes los cometen y un perjuicio económico para los demás. Los...
¿Qué es la pericia?
La pericia es una de las características que más diferencia a ciertos profesionales del resto. Se trata de una cualidad esencial, que da a algunos un valor de mayor...
Perito tasador de seguros, siniestros, daños, incendios, inundaciones y riesgos diversos
Hablaremos de un perito tasador de seguros especialista en estudiar y señalar el origen, consecuencias, y posible valoración de los daños ocasionados por siniestros, ince...
¿Cómo y dónde contratar un perito judicial? 
Contratar un perito judicial es la decisión correcta, ya que le proporcionará beneficios en el desarrollo del proceso judicial. La valoración del experto tiene grand infl...
Cosas que debe saber antes de comprar una tasación inmobiliaria
Habitualmente acuden personas que precisan de tasaciones inmobiliarias. Hay muchas razones por las cuales se puede necesitar la tasación de su vivienda o inmueble, le com...
¿Qué es, cómo, cuándo y quién tasa una vivienda para el reparto de una herencia?
El comprender cómo se tasa una vivienda para el reparto de una herencia es fundamental. Esto permitirá una distribución equitativa del bien entre todos los herederos En ...
Perito daños y perjuicios económicos, vivienda, inmueble, por agua, accidentes de trafico
El perito de daños y perjuicios se encarga de valorar el menoscabo económico que haya sufrido una persona por algún evento sobre sus bienes, salud o patrimonio.  El peri...
Además de las cookies que son necesarias para operar nuestro sitio web, también utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación, brindar un mejor servicio, integrarse con las redes sociales y proporcionarle anuncios personalizados. Para aceptar el uso de cookies y continuar en el sitio, haga clic en \\\\\\\\\\\\\\\"Aceptar y continuar\\\\\\\\\\\\\\\". Para obtener más información acerca de nuestro uso de cookies y optar por no participar de cookies en cualquier momento, consulte nuestra Política de Cookies.    Ver
Privacidad