¿Qué es lucro cesante y daño emergente?

¿Que es lucro cesante?

El lucro cesante es la pérdida de una ganancia legítima o de una utilidad económica como consecuencia de un daño.

El lucro cesante ocurre cuando hay una pérdida de una perspectiva cierta de beneficio. La casuística puede ser variada, pudiendo afectar a autónomos, trabajadores, sociedades…

El quid de la cuestión es que el lucro cesante debe ser probado.

La indemnización por lucro cesante, se admite generalmente, aunque la jurisprudencia suele exigir una carga probatoria mucho mayor, el informe pericial de un perito economista puede ser determinante a la hora de su concesión.

Hay que acreditar tanto el lucro cesante actual como el futuro.

En el calculo del lucro cesante actual suele ser mas aceptado, en el futuro, habría que calcular usando pará

metros objetivos determinando el nexo causal y actualizándolo al momento actual.

Una vez demostrado el lucro cesante actual y futuro, habría que probar la cuantía, para ello eso es muy importante llevar una contabilidad correcta y poseer el máximo numero de documentos que faciliten su acreditación, además de un análisis razonado que lo justifique.

¿Que es daño emergente?

El daño emergente es el coste de la reparación necesaria del daño causado y a los gastos en que se ha incurrido debido a ese perjuicio.

Es decir son los gastos que se han producido y los que se vayan producir, como consecuencia de ese acontecimiento lesivo y que el perjudicado o un tercero tienen que asumir.

Al igual que en el lucro cesante, el daño emergente tiene que ser probado.

Para poder cuantificarlo hay que justificar que el daño se ha producido y que hay concordancia en los gastos que son acometidos para la reparación del daño.

Ejemplo práctico:

Un trabajador autónomo tiene un accidente de trafico de vuelta a su casa después de una jornada laboral.

En este caso además de se consideraría accidente laboral ya que se produjo de retorno del trabajo a su

domicilio.

Dicho accidente le produce unas lesiones corporales, además de daños en su vehículo.

Como consecuencia tiene que estar un tiempo de baja. Esta situación le produce una perdida de beneficio al no poder realizar su trabajo.

Esa perdida de beneficio y otras mas que pudieran producirse habría que valorarlas, (lucro cesante).

Todos los gastos médicos, tanto de consultas como material necesario para la rehabilitación, así como todos los daños materiales que se hubieran producido, entrarían a valorarse dentro del daño emergente, además de la reparación o sustitución del vehículo siniestrado.

Este tipo de informes periciales, tanto la valoración del lucro cesante como la valoración del daño emergente las realiza un perito judicial economista.

Consulte en profundidad que es lucro cesante