Tasación de Bienes Muebles e Inmuebles

Habitualmente es necesario recurrir a un tasador de bienes para tasaciones de mobiliario profesionales para lotes de mobiliario o equipamiento de elevada importancia unitaria y de una amplia variedad, lo que obliga a emplear técnicas de valoración rigurosas y precisas  que se ajusten a la normativa oficial.

La tasación de bienes es precisado en multitud de situaciones cotidianas, familiares, legales, inversión, etc.

Se realiza tasación y valoración de contenido comercial e industrial en base a normativa oficial:

  1. Valor de mercado
  2. Valor contable
  3. Valor a nuevo
  4. Valor de reposición a nuevo
  5. Valor de reposición a estado actual
  6. Valor de restos
  7. Otros.

Tener valorados los activos del balance de las empresas es fundamental desde el punto de vista fiscal y financiero. Desde el punto de vista fiscal los deterioros de las existencias son gastos fiscalmente deducibles.

Este tipo de informes pueden  ser aceptados por la administración y para poder justificar una reducción en el impuesto de sociedades.

Además, en ocasiones los bienes muebles e inmuebles y activos en general no están debidamente clasificados o contienen errores en sus atributos, lo que altera el valor reflejado en su tasación y puede afectar negativamente a las partes implicadas, impidiendo al propietario realizar una correcta toma de decisiones, por lo que tener una tasación de bienes muebles e inmuebles facilita esta situación y las futuras actuaciones.

Dentro de bienes muebles no podemos olvidar las tasación de joyas y obras de arte, requiriéndose frecuentemente en la tasación en divisiones patrimoniales y herencias.

Todos los informes de valoración, tasación e inventariado de mobiliario que dictaminamos pueden representar una función clave a la hora de enfrentarse a determinadas situaciones cotidianas:

  • Compra venta de activos.
  • Inventarios o conciliaciones contables para gestión de Activos No Corrientes.
  • Liquidaciones de empresas.
  • Constitución de sociedades.
  • Reclamación a aseguradoras.
  • Garantía hipotecaria de créditos o préstamos.
  • Regularización del patrimonio de empresas y negocios.
  • Pignoraciones.
  • Declaraciones de cara a Hacienda (R.D. 13/2010 y Ley 21/2001).
  • Liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.
  • Liquidación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
  • Reparto de bienes en separaciones, divorcios, herencias, etc.
  • Tasación para los juzgados en diversos casos.

Para la tasación de bienes inmuebles haga click.

Póngase en contacto con nosotros